Inicio Artículos Cursos Sitios de interés Iniciar sesión Contacto

De interés(2)      Personales(4)      



¡Cuidado con los cargos no solicitados en tu tarjeta de crédito!

encabezado_tarjetas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Gabriela Pintor                                    

 

Ayer recibí una notificación en mi celular de un cargo por $332 que me acababan de hacer en mi tarjeta de crédito por la “Guía de entretenimiento Ticketmaster”. Mi pregunta fue ¿Cuándo solicité esta revista? Nunca. Lo que sí hice fue comprar unos boletos a Ticketmaster para un concierto en octubre pasado vía telefónica. Había notado un cargo menor a fines del año pasado en mi estado de cuenta, y después me llegó un par de veces una revista que nunca leí porque no me interesaba. Con las prisas del día a día, olvidé buscar la forma de hacer la aclaración.

 

Esta vez, siendo el cargo más importante, me puse a buscar en internet información para cancelar el servicio y pedir el reembolso de mi dinero, y lo que encontré fue un sitio en facebook que se llama “Fraude Guia Ticketmaster” ahí me enteré que no era la única a la que le hacían renovaciones automáticas de un servicio que nunca solicité. Al parecer la empresa se aprovecha de que ponemos  a su disposición datos de nuestra tarjeta de crédito para comprar boletos, y nos vende a fuerzas la suscripción. También se aprovecha de que algunos no revisamos a conciencia el estado de cuenta de la tarjeta, o de que por tratarse de un cargo menor ($78) no nos tomamos el tiempo de investigar como cancelar el cobro no solicitado. Ya sabemos los usuarios cómo perdemos tiempo en el teléfono, cuando hablamos a grandes compañías como Ticketmaster, y solicitamos información que no sea comprar boletos. Grabaciones con muchísimas opciones, mucho tiempo en espera porque los operadores se encuentran ocupados, entre otros obstáculos.

 

Encontré en el sitio de facebook de clientes insatisfechos múltiples consejos, como la forma para cancelar desde internet la suscripción a la dichosa “Guía Ticketmaster”, pero una vez en internet, y llenando el formato para solicitar la cancelación, tiene un campo indispensable para procesar el envío de la solicitud: el número de suscriptor ¿de dónde lo saco? A este problema se enfrentan muchas víctimas como yo. La página de Ticketmaster informa que ese número aparece en la envoltura de la revista que debió haber llegado por correo (¿??)  ¿Más obstáculos? Hay personas que recomiendan en el sitio “Fraude Guia Ticketmaster” a personas desesperadas por seguir recibiendo el cobro, que canceles tu tarjeta de crédito y pagues al Banco una nueva tarjeta con un número diferente, pero ¿por qué pagar porque me dejen de molestar? ¿Qué no se supone que es una empresa seria? Finalmente encontré después de más de dos horas de tiempo perdido, un teléfono para llamar desde Guadalajara, en el que me llevó otros 40 minutos cancelar el servicio y la señorita me dio un número de folio y me dijo que recibiría el reembolso “si este procedía”, porque si han pasado 30 días desde que se hizo el cargo hasta que se hace la cancelación, pues ya no procede…

 

Según el periódico La Jornada del 8 de septiembre de 2012, el 24 de julio del mismo año, la PROFECO multó a Ticketmaster por $1.6 millones de pesos “por imponer a sus clientes la suscripción de una revista cuando compraban boletos para un espectáculo mediante su tarjeta de crédito y vía internet”. Como mi cargo fue vía telefónica, se trata me imagino de un caso distinto, pues la empresa sigue cobrando lo que los clientes no solicitamos. Ya puse una queja por internet ante la PROFECO, pero me quedo con preguntas en el aire: ¿Qué representa más dinero, la multa de 1.6 millones de pesos o los ingresos que Ticketmaster tiene por los cargos que nos hicieron y siguen haciendo? ¿Sigue siendo buen negocio, no?

 

 

 

http://www.jornada.unam.mx/2012/09/08/economia/021n3eco

Gabriela Pintor